MONAGUILLOS DE LA DIÓCESIS DE LIMÓN RENUEVAN SU COMPROMISO DE SERVIR A DIOS

Este domingo, los monaguillos de las 16 parroquias de la Diócesis de Limón vivieron un encuentro en el cual renovaron su compromiso de seguir sirviendo a Dios.

Se trata de la primera ocasión en que se realiza una actividad de este tipo en la diócesis, y que reunió a una gran cantidad de niños, adolescentes y jóvenes, que han aceptado el llamado del Señor para servirle desde el altar.  La actividad, organizada por la Pastoral Vocacional Diocesana, contó con la presencia de 306  monaguillos, procedentes de toda la provincia caribeña, y que se concentraron en el gimnasio del Colegio María Inmaculada de Limón, quienes  fueron acompañados por familiares, por lo que en total participaron más de 600 personas.

El obispo de Limón, Monseñor Javier Román Arias, presidió la Eucaristía, en la que reconoció el compromiso de los monaguillos, “y lo importante de que las familias confíen  en que la Iglesia es un lugar seguro para ellos”.  “Muchos salieron muy temprano desde sus comunidades para participar”, reconoció el obispo.

El Padre Juan Carlos Álvarez, sacerdote encargado de la Pastoral Vocacional Diocesana, detalló que la actividad tuvo como objetivo “que la familia adquiriera mayor conciencia de su papel como lugar donde se gestan las vocaciones y que por ello, para la promoción de la actividad se utilizó el Hashtag: #SoySemillaLimon, porque es en la familia donde se gesta la semilla, ellos son la semilla, y la familia les ayuda a discernir su propia vocación”.

El Padre Juan Carlos también detallo que “en los monaguillos, la iglesia ve las semillas más pequeñas, donde se van a ir configurando muchas de las futuras vocaciones, tanto para la vida sacerdotal como para la vida religiosa”.  Se trata de ir inculcando una cultura vocacional, donde en las familias, de forma natural, se hable de la posibilidad de la vocación sacerdotal o religiosa, como algo que puede ser posible en sus vidas”.

“La actividad no fue planificada como algo aislado, sino como consecuencia del Congreso Nacional de Vocaciones, celebrado en el pasado mes de setiembre en Alajuela”, expresó el sacerdote.

Entre las actividades, se realizó un campeonato de fútbol masculino y femenino, además de otros juegos tradicionales, en los que los participantes disfrutaron de un día lleno de alegría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce + trece =